El Tribunal Constitucional establece que sí es posible el autoconsumo compartido

El Tribunal Constitucional establece que el autoconsumo compartido es legal en España.

Hasta el momento, la legislación en nuestro país en materia de autoconsumo no está siendo precisamente favorable, contradiciendo de hecho la postura propugnada por la Unión Europea en materia de lograr un mayor índice de producción renovable y una disminución de las emisiones de CO2. Los sucesivos partidos en el poder han dificultado la transición hacia las renovables y la penetración de estas fuentes de generación en la sociedad.

Si nos centramos en la energía solar fotovoltaica, posee un enorme potencial no sólo como agente de relevancia en el mix energético, sino también de cara a democratizar el mercado de la energía al disgregar y descentralizar la producción eléctrica. Muchos productores, más cerca del punto de consumo; frente al modelo convencional en el que la producción reside en muy pocas manos. Sólo desde ese punto de vista, y respaldando el interés de los grandes lobbys eléctricos, se puede entender cómo hemos llegado a la situación actual y el proceder de nuestros gobiernos.

Una de las grandes trabas legislativas, procedente del RD 900/2015 que regula las condiciones técnicas, administrativas y económicas de las instalaciones eléctricas de autoconsumo y de producción con autoconsumo, consistía precisamente en la prohibición de realizar “autoconsumo compartido”. Lo cual supone un tremendo varapalo, por ejemplo, de cara tratar de realizar instalaciones fotovoltaicas en bloques de viviendas. Cabe destacar que según Eurostat España es el país de la Unión Europea donde más personas en relación a su población residen en un piso…  no estamos ante un asunto baladí.

Sin embargo, el autoconsumo compartido ya es legal en España. Como concecuencia del recurso presentado por la Generalitat de Catalunya contra el citado RD por invansión de competencias, el Tribunal Constitucional sentenció el pasado 1 de junio inconstitucional y nulo el apartado 3 del art. 4 que establece que “en ningún caso un generador se podrá conectar a la red interior de varios consumidores”. Así como los artículos 19, 20, 21 y 22.

Estos últimos artículos, del 19 al 22, se refieren al registro administrativo de autconsumo de energía eléctrica, que por tanto queda también suprimido.

La sentencia del Constitucional, que se inició por un conflicto de competencias al argumentar el Govern catalán una invasión de competencias por parte del Estado, se ha saldado con un agujero en el muro legislativo edificado frente al autoconsumo. Esta nueva situación da alas a los consumidores que residen en bloques de viviendas, donde ahora es factible realizar una instalación fotovoltaica cuya red interior alimente de forma compartida a varias viviendas.

Aún queda mucho por recorrer, pero progresivamente la racionalidad se va abriendo camino, el autoconsumo en el ámbito doméstico debe dejar de ser una herramienta relegada a viviendas aisladas para que pueda extenderse también en nuestras ciudades.

El fomento de las renovables no es sólo deseable desde el punto de vista medioambiental, desde Soluciones Energéticas Digitales consideramos que debe percibirse como un elemento que dinamice nuestra maltrecha economía, generando empleos verdes y diversificando nuestro modelo productivo. Por eso consideramos esta nueva luz verde al autoconsumo compartido como una gran noticia.

Se trata además de un paso necesario si deseamos vivir en ciudades más sostenibles y de cara a lograr la consecución de otros objetivos que poseen una estrecha ligazón con las renovables: como la penetración del vehículo eléctrico, que nos proporciona un modelo de movilidad más ecológico si la energía procede de fuentes limpias.

One thought on “El Tribunal Constitucional establece que sí es posible el autoconsumo compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *